Blog

ACTIVIDAD FÍSICA
ACTIVIDAD FÍSICA

Actividad física: mejora la salud, el bienestar y el rendimiento en el trabajo Destacado

Abr 08 2021

Reemplazar las caminatas por el automóvil, las escaleras por el ascensor y las nuevas dinámicas laborales como el teletrabajo, las reuniones virtuales y las herramientas tecnológicas que la mayor parte del tiempo obligan a realizar un trabajo con poca exigencia física; son factores que han propiciado para que un gran porcentaje de personas no realicen actividad física alguna, convirtiéndose en sujetos sedentarios que pueden poner en riesgo tanto su salud física como mental.

A raíz de la pandemia, los hábitos saludables se han visto limitados y el sedentarismo ha ganado terreno. De acuerdo con datos suministrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial en 2010, cerca del 27,5% de los adultos y el 81% de los adolescentes no cumplían con las recomendaciones mínimas de actividad física recomendada por la organización. Datos estadísticos, que a la fecha, no han cambiado en consideración, según el documento Directrices de la OMS sobre actividad física y hábitos sedentarios.

Los datos revelados son preocupantes si se tiene en cuenta, que científicamente se ha demostrado que la actividad física practicada regularmente ayuda a disminuir el riesgo de padecer enfermedades como las cardiopatías, coronarias, accidentes cerebrovasculares, hipertensión, diabetes tipo II, depresión, ansiedad, sobrepeso y 13 tipos de cáncer como el de colón, el de mama y estómago. Por lo que el hecho de no realizar ningún ejercicio físico, aumentaría el riesgo de padecer algún tipo de enfermedad no transmisible (ENT). Estas enfermedades, a nivel mundial, constituyen la causa principal de muerte y discapacidad, integrando el 71% de las muertes que se producen en el año, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Implementar hábitos de vida saludable como una alimentación sana e integral y la práctica regular de ejercicio físico, son medidas de gran impacto en la salud de las personas, puesto que ayudan a mejorar el estado cardiorespiratorio y muscular, ayudan a mantener un peso corporal saludable, disminuyen el riesgo de padecer dolencias discapacitantes, y, en especial, mejoran la salud mental y la calidad de vida.

Actividad física: qué es y cómo implementarla en la rutina diaria

La OMS define la actividad física como cualquier movimiento del cuerpo producido por los músculos esqueléticos, que requiere de un consumo de energía. Esta actividad, que hace referencia a cualquier movimiento, y que incluye además el ejercicio físico, también contempla actividades como desplazarse a otros lugares, caminar, realizar actividades recreativas o aquellos movimientos que hacen parte de la rutina de trabajo de una persona.

Aunque los especialistas médicos aconsejan implementar la actividad física como parte de una vida sana, también sugieren que este hábito se haga bajo ciertas pautas de cuidado que no comprometan la salud de las personas. Es necesario realizar el ejercicio físico de manera gradual y regular, teniendo en cuenta aspectos como la edad, la genética y el estilo de vida, entre otros. Es importante elegir rutinas de ejercicio con la asesoría de profesionales expertos en el tema, así como mantener una hidratación correcta antes, durante y después de la actividad física.

Los organismos de salud recomiendan realizar actividad física mínimo 150 minutos a la semana con intensidad moderada o si es un ejercicio con mayor exigencia, su recomendación es entre 75 y 150 minutos semanales. En todo caso, cualquier ejercicio que implique un consumo de energía considerable bastará para implementar de manera gradual el ejercicio físico en la cotidianidad. Caminar, subir escaleras, realizar estiramientos al despertarse o en la oficina, usar la bicicleta, jugar con los hijos, etc., son buenas opciones para comenzar una vida más saludable.

Beneficios de la actividad física en la salud y en el entorno laboral

•Mejora la salud de los huesos, músculos y articulaciones
•Permite sobrellevar el estrés y evitar enfermedades mentales
•Mejora la función cognitiva y la calidad del sueño
•Mejora el ánimo y aumenta la sensación de bienestar
•Mejora las relaciones en el trabajo
•Aumenta la productividad en los trabajadores
•Disminuye el ausentismo laboral
•Reduce los costos en la salud de los trabajadores

La gran mayoría de los trabajadores, durante su jornada laboral, realizan trabajos que exigen poca actividad física y que los obliga a estar sentados largas horas frente al computador. Por lo tanto, resulta vital implementar programas que fomenten la actividad física, como parte de una estrategia encaminada a fortalecer un entorno laboral saludable, y que procure el bienestar integral de los trabajadores.

Visto 144 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales