Blog

Los estados emocionales forman parte de la vida del ser humano. Su capacidad de influir en distintas áreas de la vida es alta, y dependiendo del manejo que se le de a las emociones, puede resultar positivo o negativo, especialmente cuando se trata de productividad laboral.

Son inevitables los conflcitos laborales en cualquier tipo de organización, puesto que en el día día del ambiente laboral conviven personas con pensamientos propios, con valores y objetivos personales, que en algún momento de las interacciones laborales pueden llegar a colisionar. Por lo tanto, es fundamental gestionar adecuadamente estos conflictos, antes que sus efectos causen daño en la salud de los trabajadores.

Gestionar de manera adecuada las reponsabilidades laborales y las tareas domésticas o personales al tiempo, es uno de los mayores retos a los que se enfretan los trabajadores. No encontrar una conciliación entre ambos aspectos puede afectar su salud física y mental, desmejorando su calidad de vida y obstaculizando la posibilidad de su desarrollo humano y social, desde un trabajo digno.

La autonomía en el trabajo está relacionada con la libertad que tiene el trabajador para controlar y planificar ciertos aspectos de su actividad laboral como la flexibilidad para utilizar metodologías que se adecuen a su perfil profesional. Cederle la posibilidad de autogestión en su puesto de trabajo, además de impactar en productividad de la empresa, contribuye en su desarrollo personal y laboral, y en la proyeción de su futuro.

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales