Blog

Sea luz natural o artificial, la iluminación en el trabajo siempre debe garantizar que los trabajadores realicen sus actividades de manera segura y saludable, protegiéndolos de posibles accidentes y repercusiones en su salud. Al ofrecerles espacios iluminados adecuadamente, se asegurará no solo el confort visual sino también su salud mental y emocional.

En el transcurso del día la mente y el cuerpo experimentan el peso de las tensiones, las preocupaciones, el estrés, los imprevistos y demás. Lo que hace necesario introducir pausas como el descanso emocional, para retomar energías y liberar a la mente de sobrecargas emocionales que puedan llegar a afectar la salud mental y física.

Cuando se fomentan ambientes de trabajo saludables, se logran beneficios importantes en la salud física y mental de los trabajadores, permitiéndoles gestionar de mejor manera sus labores, al tiempo que genera un impacto positivo en la productividad de toda la empresa.

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales