Blog

Riesgos psicosociales en pandemia
Riesgos psicosociales en pandemia https://www.freepik.es/

Riesgos Psicosociales en pandemia: ¿Han cambiado? Destacado

May 21 2021

Con los cambios generados por la pandemia de la COVID-19 en esferas como la social y la laboral, muchas han sido las situaciones estresantes que los trabajadores han tenido que afrontar en sus trabajos, ya sea desde las instalaciones de las empresas o a través de la implementación del trabajo en casa. En ambos casos, las condiciones de trabajo se han modificado y han exigido la adaptación a nuevos desafíos para enfrentar situaciones de crisis que han puesto en riesgo la salud y el bienestar de los trabajadores.

El miedo, el estrés y el aislamiento social son tres de los principales factores psicosociales que se han intensificado a raíz de los efectos que se han experimentado durante el contexto de la propagación del virus del SARS-CoV-2 a nivel mundial. Muchos trabajadores han perdido su trabajo, otros han visto un aumento de su jornada laboral y de sus responsabilidades, al tiempo que han tenido que enfrentarse al temor de contagiarse del nuevo coronavirus.

Esta carga emocional que se extiende más allá del ámbito laboral, trastocando la familia, los proyectos personales y el desarrollo profesional, entre otros; ha puesto en evidencia la ausencia de medidas preventivas y de mitigación ante eventualidades como la actual, especialmente, para intervenir en los factores de riesgo psicosocial; y las cuales no han sido contempladas dentro de los Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, ni tampoco como objetivos esenciales en las políticas o programas de salud, propios de las empresas.

Entre los factores de riesgo psicosocial que han sobresalido durante la pandemia afectando la salud de los trabajadores están, el mal reparto de tareas, un liderazgo inadecuado en tiempo de crisis, la sobrecarga de trabajo y la inseguridad en el empleo; la inadecuada gestión de estos factores se han dado ya sea porque las empresas no se encontraban preparadas para enfrentar situaciones inesperadas o porque las medidas impartidas desde los organismos gubernamentales y sanitarios, exigieron la introducción de pautas que cambiaron el modo de operación de las empresas y de la gestión del trabajo por parte de los trabajadores.

Por ejemplo, con la modificación de los horarios laborales y el cambio del lugar de trabajo, los empleados han tenido que adaptarse a nuevas rutinas, ocasionando una gran tensión e incertidumbre en su vida laboral. El hecho de trasladar sus funciones al hogar ha requerido la improvisación de sitios de trabajo sin contar con el diseño adecuado para realizar las tareas, tales como el inmobiliario, la iluminación y el aislamiento del ruido. Y situaciones como tener que atender al tiempo las responsabilidades laborales con las del hogar (afectando mayoritariamente a las mujeres), han provocado situaciones de ansiedad que se han agudizado paulatinamente afectando tanto la salud física como mental de los trabajadores.

 

Factores psicosociales que han cambiado con la COVID-19:

Está claro que los riesgos psicosociales no han sido nuevos con la pandemia, pero si se han visto alterados por la forma en cómo la pandemia obligó a tomar acciones radicales en el tema social y laboral. Expertos en materia de seguridad y salud en el trabajo coinciden en que los siguientes son algunos de los factores de riesgo que han cambiado:

• El tiempo de trabajo: los horarios laborales en muchas organizaciones se han extendido y los tiempos de descanso se han visto afectados por una carga laboral mayor a la que los trabajadores estaban acostumbrados. Adicional a ello, la dificultad para separar la vida laboral con la personal, han llevado a una situación de aislamiento.
• Sobrecarga de trabajo: asignación de funciones adicionales han generado situaciones de presión sobre los trabajadores.
• La formación y capacitación: se ha interrumpido o se ha trasladado a los espacios virtuales.
• La comunicación: los canales virtuales han dificultado la comunicación generando problemas, mala comunicación y rumores.
• Estabilidad laboral: la situación económica que afronta el país ha puesto en riesgo los trabajos, ocasionando despidos.

Como consecuencia de estas situaciones que han demandado mayor capacidad emocional para gestionar el trabajo, se han agudizados patologías como aquellas relacionadas con los trastornos osteomusculares, desórdenes alimenticios, depresión, ansiedad, obesidad, problemas cardiovasculares (debido a la inactividad física), etc. Para la empresa estos efectos también han sido importantes al tener que afrontar fenómenos como el del ausentismo laboral.

También otras situaciones específicas que pueden ocasionar estrés, se suman a la lista de los factores de riesgo psicosocial que han puesto la salud mental de las personas en un estado vulnerable:

• Temor de ser contagiado
• Miedo a ser estigmatizado si adquirió la enfermedad
• Miedo de perder el trabajo durante la pandemia o no poder generar ingresos
• Experimentar sentimientos de ansiedad, aislamiento, aburrimiento.
• Dificultad para conciliar vida laboral con la familiar
• Medidas extremas en el trabajo que impiden la interrelación con los compañeros
• Dificultad para acceder a las redes de apoyo intralaborales debido a la extensión de la jornada laboral.
• Ambiente de trabajo más demandante debido a la carga de trabajo
• Incomodidad ante las medidas extremas de bioseguridad
• Dificultad para implementar espacios para la actividad física

Medidas para intervenir en los riesgos psicosociales:

Si bien es cierto, la crisis generada por la pandemia no es impedimento para que los empleadores sigan aplicando las medidas de promoción y prevención para garantizar la salud integral de los trabajadores, si es necesario que las empresas encuentren nuevas formas para hacer frente a los factores psicosociales que puedan poner en riesgo la salud mental de los trabajadores.

Estas son algunas:
• Fomentar en los trabajadores una actitud positiva, por medio de las redes de apoyo psicosocial en el trabajo. Se precisa que los trabajadores sean conscientes de aquellas situaciones que pueden controlar y aceptar de la mejora manera aquellas situaciones que no dependen de ellos.
• Fortalecer las capacitaciones en temas como el manejo del estrés, la ansiedad y el miedo.
• Aplicación de técnicas modernas que impacten positivamente en la salud mental de los trabajadores, como el mindfunless, yoga, técnicas de respiración, etc.
• Sensibilizar al personal directivo y los mandos intermedios sobre la importancia de la gestión de los riesgos psicosociales, especialmente, en época de pandemia.
• Capacitación permanente de los profesionales en seguridad y salud laboral.
• Enfocar las medidas de prevención de riesgos psicosociales en la organización del trabajo, naturaleza del trabajo y en el trabajador.
• Adecuar los Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, teniendo en cuenta el nuevo riesgo biológico y sus medidas para abarcarlo. Invertir en sistemas resilientes de seguridad y salud en el trabajo, como lo propone la OIT en su informe 2021.
• Comunicación permanente y clara entre empleadores y trabajadores.

Visto 119 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales