Blog

Importancia del autocuidado para fortalecer la seguridad y salud en el trabajo
Importancia del autocuidado para fortalecer la seguridad y salud en el trabajo http://www.freepik.com">Designed by senivpetro / Freepik

Importancia del autocuidado para fortalecer la seguridad y salud en el trabajo Destacado

Ago 20 2020

El mundo del trabajo es amplio, diverso y cambiante. Al estar conformado por personas que interactúan entre sí, desde sus propias realidades y características culturales, las dinámicas laborales están influenciadas por una lista de factores que se despliegan desde los entornos social, cultural, político y económico de la sociedad. Es en este sistema, donde el desarrollo del ser humano se ve influenciado de manera permanente, buscando siempre un bienestar integral que le permita experimentar una calidad de vida digna y acorde a sus necesidades básicas.

De estas relaciones, se identifica una en especial que impacta en el desarrollo de los trabajadores: la relación entre salud y trabajo. Esta interacción se determina de manera permanente y recíproca, condicionada por factores propios de los ambientes de trabajo y de las características de cada individuo como los hábitos de autocuidado, la cultura de los trabajadores, los riesgos inherentes al tipo de actividad, las condiciones en los espacios de trabajo, las condiciones laborales, etc. Así pues, la salud de los trabajadores influenciará en el entorno laboral, como el entorno laboral (o el trabajo) afectará su salud.

En las empresas, trabajadores y empleadores, y todos los demás actores que hacen parte de la interacción laboral, construyen una relación participativa en la que se unen esfuerzos para adelantar programas y políticas de seguridad y salud en el trabajo, que promuevan y protejan la salud de los trabajadores mediante un proceso de mejora continua. Sin embargo, aunque en las empresas se implementen medidas de seguridad y salud que minimicen los riesgos en el trabajo, esto no garantiza que los trabajadores gocen de una buena salud o estén exentos de riesgos, si no implementan hábitos de autocuidado o no ponen en práctica las medidas de seguridad y salud laboral.

El autocuidado está relacionado con todas aquellas prácticas que las personas realizan de manera cotidiana, con el fin de proteger y conservar su salud, asumiendo comportamientos que promuevan el bienestar en todas las dimensiones de la vida. Dorothea Orem, quien se destacó por crear la Teoría Enfermera del Déficit de Autocuidado, consideró la inclusión del autocuidado dentro de sus investigaciones como un aspecto fundamental en materia de la salud, y lo definió como “una actividad aprendida por los individuos, orientada hacia un objetivo. Es una conducta que existe en situaciones concretas de la vida, dirigida por las personas sobre sí mismas, hacia los demás o hacia el entorno, para regular los factores que afectan a su propio desarrollo y funcionamiento en beneficio de su vida, salud o bienestar".

Trasladar este concepto al ámbito del trabajo, sugiere que el entorno laboral otorgue las condiciones necesarias para que los trabajadores asuman el cuidado de su salud a partir de dos factores importantes, la motivación generada en el trabajo y la reflexión personal respecto a la importancia del autocuidado para preservar su salud. El primero, está relacionado con los factores presentes en el entorno como el proceso de formación en temas de seguridad y salud laboral, la circulación de información, medidas preventivas que motiven el autocuidado, etc; y el segundo, está enfocado a la capacidad de los trabajadores para aceptar de manera voluntaria la adopción de conductas pertinentes frente a los riesgos, basadas en un análisis previo de sus actos y decisiones.

Fomentar el autocuidado en el trabajo debe implementarse teniendo en cuenta el contexto individual de los trabajadores, por lo que resulta importante tener en cuenta las características de los distintos grupos intergeneracionales que confluyen la empresa. Esto, con el fin identificar parámetros que sean validados y comprendidos por todos los trabajadores, a partir de sus valores, experiencias, motivaciones, hábitos, conocimientos, etc.

Sin embargo, para efectos de ofrecer un entorno de trabajo saludable, el autocuidado no impactará con los resultados esperados, si desde las organizaciones no se cuenta con un conjunto de acciones o estrategias conformadas desde lo interdisciplinario (humanístico, social, científico, técnico) para garantizar los procesos vitales del cuidado de la salud en el lugar de trabajo.

El insistir en la conducta del autocuidado en el trabajo como parte de una cultura preventiva, radica en la necesidad de desarrollar comportamientos orientados hacia el propio cuidado, tomando todos los recursos que el entorno laboral les ofrece (trabajadores), así como sus propias capacidades y conocimientos en beneficio de su bienestar.

A esta realidad, viene a bien la definición presentada por la Organización Mundial de la Salud, con respecto al autocuidado y la salud ocupacional (ahora llamada seguridad y salud laboral). Al autocuidado lo define como la capacidad que tienen las personas para cuidarse a sí mismas, y promover y mantener la salud; mientras, que la salud ocupacional está relacionada con “la promoción y mantenimiento del mayor grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en todas las ocupaciones mediante la prevención de las desviaciones de la salud, control de riesgos y la adaptación del trabajo a la gente, y la gente a sus puestos de trabajo".

Así pues, el autocuidado se constituye en un elemento valioso para arraigar la cultura de la prevención en las organizaciones. Y aunque promover esta conducta implica constancia y un trabajo interdisciplinario, procurar el equilibrio en esa relación (salud-trabajo) debe ser precisamente una búsqueda permanente, tanto de empleadores como de trabajadores, con el fin de establecer entornos de trabajo que sean óptimos e interactivos, en los que se destaquen el compromiso voluntario del autocuidado de los trabajadores como la gestión de la seguridad y salud laboral por parte de las organizaciones.

Visto 11670 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales