Blog

Multitarea
Multitarea http://www.freepik.com

Ser un trabajador multitarea no es sinónimo de productividad

Jul 23 2020

Con el ritmo apremiante del mundo de hoy, cada vez es más complejo dedicarse en pleno a una sola actividad. Los quehaceres del hogar, las exigencias en el trabajo, la necesidad de seguirse formando profesionalmente, la vida social, etc. El tiempo parece acortarse y el afán por querer hacerlo todo a la vez, es quizá una herramienta tentativa para sentir que se puede ser productivo si se realizan varias tareas al tiempo.

Por muchos años se ha valorado en el ambiente laboral, aquellos profesionales multitarea o multitasking con habilidad para ejecutar diferentes labores a la vez o de manera secuencial, en el menor tiempo posible y con el mismo nivel de eficiencia. Sin embargo, contrario a lo que se presumía, varios estudios neurocientíficos han demostrado que esta capacidad en realidad no es factible e incluso puede ser perjudicial para la salud.

El dilema está en que para desarrollar más de una actividad al mismo tiempo, en las que se requieren del proceso cognitivo, el cerebro no puede concentrarse en hacer más de una cosa a la vez. Sin embargo, sí puede pasar de una tarea a otra de manera permanente, aunque disminuyendo la capacidad de concentración. Aun así, para quienes desarrollan el hábito de la multitarea, pueden llegar a experimentar una falsa sensación de ser más productivos y responsables con los pendientes del día, al creer que son más conscientes de lo que están haciendo, cuando en realidad se está prestando mayor atención a una tarea que a otra.

De acuerdo con la explicación de los expertos en el tema, como Earl Miller un neurocientífico especialista en centrar sus investigaciones en los procesos de control cognitivo, el comportamiento multitarea significa avanzar y retroceder cada vez que se cambia de tareas, obligando al cerebro a reorientarse y prestar atención en la nueva actividad a realizar. Esta condición, que requiere de mayor tiempo para terminar la labor, va incidiendo en la pérdida de la agilidad mental a corto plazo. Lo que se resume en un bajo desempeño en las actividades.

Existen varios estudios e investigaciones en el campo de la neurociencia que demuestran que las personas multitarea reducen la eficiencia en las labores encomendadas, generando un efecto significativo en su salud. El hecho de exigirle al cerebro pasar de una tarea a otra, implica quemar una mayor cantidad de glucosa (la que permite el correcto funcionamiento de las neuronas), provocando una sensación de cansancio y desorientación en un corto tiempo, lo que conlleva a un desgaste cognitivo y físico.

Igualmente, se ha identificado que realizar multitarea eleva los niveles de la hormona cortisol, responsable de generar el estrés y la adrenalina, promoviendo un estado de confusión en los pensamientos e incluso ocasionando comportamientos agresivos.

Según las exploraciones en este campo científico, estas son algunas de las implicaciones en la salud, al hacer multitarea constantemente:

• Reducción del coeficiente intelectual.
• Debilidad en la memoria de trabajo y en la memoria a largo plazo.
• Aumento de la distracción: perdiéndose la capacidad para distinguir entre lo importante y lo insignificante.
• Impacto en la salud emocional: ansiedad y depresión.
Baja productividad: al tratar de dividir la atención en varias tareas, se cometen más errores.

Ahora bien, ya sea por desconocimiento o por una razón más encaminada al ahorro de costos, las empresas buscan en sus candidatos o en su plantilla laboral, profesionales multitarea que sean capaces de realizar varias actividades con el mismo rendimiento y eficiencia, que si se tratara de un trabajador que se concentra en una sola tarea por vez. Pero la verdad, es que el respaldo científico ha demostrado que esta condición no es provechosa para los trabajadores, ya que los expone a bajar su desempeño, desmejorar su nivel competitivo, consumir más tiempo del esperado y además, los condiciona a un impacto negativo tanto en su salud física como emocional.

Si lo que se busca es aumentar el desempeño en el trabajo o en cualquier actividad que requiera del proceso cognitivo, estas son algunas recomendaciones de expertos para aumentar la productividad sin recurrir a la multitarea:

• Realizar una tarea a la vez.
• Planificar la jornada laboral o tareas pendientes en el hogar.
• Reducir los distractores mientras se trabaja: apagar los dispositivos electrónicos, inactivar las redes sociales, apagar la tv, etc.
• Utilizar técnicas de trabajo como la del Pomodoro, con la que se implementan periodos de tiempo para una tarea específica y para descansar.
• Agrupar tareas similares para ejecutarlas alternativamente.
• Implementar pausas de descanso que le permitan al cerebro desconectarse de la actividad laboral: como salir a caminar, practicar ejercicios de respiración, estiramientos, etc.
• Aprender a concentrarse.
• Definir lo que es urgente y lo que es importante.

Visto 643 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales