Blog

CALIDAD DE VIDA LABORAL
CALIDAD DE VIDA LABORAL http://www.freepik.com">Designed by yanalya / Freepik

Calidad de vida laboral: un reto para las empresas Destacado

Sep 12 2019

El interés por encontrar nuevas prácticas para contribuir en la Calidad del Trabajo, es un tema que se ha consolidado a través de décadas de estudio y de metodologías. Muchas han sido las investigaciones y las contribuciones históricas, empezando por las conferencias presentadas por el Ministerio del Trabajo de los Estados Unidos a finales de los años 60, en las que se dieron a conocer las condiciones de la clase trabajadora de la General Motors de Ohio. A partir de este hito histórico, el concepto de Calidad de vida laboral (CVL) adquiere el reconocimiento social e institucional, con ayuda del Movimiento de Calidad de Vida Laboral, en la década de los 70’s. Este movimiento estuvo precedido, entre otros, por el del Desarrollo Organizacional y el de la Democracia Industrial, que buscaban mejorar las condiciones en el trabajo.

En esa misma línea, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó su programa de Trabajo Decente a finales de los 90’s, en el que se menciona una serie de requerimientos para que un trabajo sea decente o de calidad, sugiriendo a las naciones, crear empleos de calidad teniendo en cuenta el respeto a los derechos del trabajo.

Gracias a este compendio de estudios administrativos y organizacionales, las empresas se han esforzado por incursionar en métodos que les permita ofrecer a sus colaboradores, un ambiente de trabajo digno, seguro y remunerativo, siendo prioridad las necesidades de los trabajadores como individuos, en los que prima la autorrealización, el bienestar y la salud.

Aunque la CVL puede ser un concepto complejo, lo que busca principalmente es que los trabajadores puedan desarrollarse tanto como individuos sociales como profesionales. Por lo tanto, es importante que en sus puestos de trabajo se les posibilite crecer, que se les den las condiciones para que se sientan parte de la empresa, que se les permita desarrollar sus habilidades y competencias y contribuir con ellas en el desarrollo organizacional, y que se les ofrezca las condiciones laborales y ambientales para que trabajen a gusto.

Muchos autores coinciden en afirmar que definir de manera única la CVL, seria negar su naturaleza multidimensional, las precepciones subjetivas y objetivas y la variedad de conceptos que se han utilizado para definirla, sumando a ello que se encuentra en continua construcción.

Sin embargo, aludiendo a todas estas investigaciones, la calidad de vida laboral de los trabajadores está relacionada con la búsqueda continua de una mayor calidad humana en el trabajo, tanto en sus aspectos operativos como relacionales, a fin de contribuir en su desarrollo como ser humano. La CVL involucra una lista larga de indicadores que apoyan en la consecución de ese equilibrio entre la vida personal y la laboral. Algunos de ellos son:

• Nivel de satisfacción laboral
• Seguridad social
Ergonomía en el puesto de trabajo
• Motivación
• Participación en la organización
• Horarios razonables
• Autonomía
• Formas de comunicación
• Acceso a la información
• Clima laboral
• Respeto por la vida privada
• Remuneración
Seguridad y salud laboral
• Oportunidades de crecimiento
• Inclusión de herramientas tecnológicas

Esa interacción entra la persona y el ambiente laboral, establece los lineamientos para fortalecer el tipo de cultura organizacional, el nivel de compromiso de los trabajadores y el desempeño que se requiere para contribuir en la productividad de la empresa. Por eso es importante, que las empresas adopten el tema de la calidad de vida laboral como parte de los valores de su cultura corporativa.

¿Cómo implementar el concepto de calidad de vida en el trabajo, en la organización?

Aunque para las empresas la CVL es importante, acudir a un modelo específico para replicarlo en la organización no es el todo exitoso, teniendo en cuenta que cada empresa cuenta con su propio contexto social, económico y administrativo, por lo que resulta más seguro proponer estrategias desde sus propias necesidades. Sin embargo, tener en cuenta esa lista de indicadores que hacen parte de la CVL, así como todo el ámbito normativo que cobija el trabajo en todas sus dimensiones, es clave a la hora de crear y ofrecer puestos de trabajo con un carácter humanista.

Estos son algunos de los aspectos que se deben tener en cuenta para conformar puestos de trabajo que ofrezcan condiciones dignas a los trabajadores:

• Establecer una comunicación basada en el respeto y libertad para expresarse
• Darle autonomía para que tome decisiones
• Escuchar sus ideas, preocupaciones, necesidades, etc.
• Brindar información oportuna y completa con respecto a sus puestos de trabajo y la organización
• Brindar formación continua
• Crear programas dirigidos a trabajar la calidad de vida laboral
• Establecer programas de seguridad y salud en el trabajo, así como su permanente supervisión.
• Ofrecer programas de bienestar laboral e incentivos
• Crear programas de recomendaciones para los trabajadores de edad avanzada

Beneficios para los trabajadores y la empresa:

Las ventajas de ofrecer una calidad en el trabajo resultan de esa relación recíproca entre trabajadores y empresa. La suma entre el interés por parte de las directivas y de la participación de los trabajadores en el desarrollo de la organización, tiene como resultado una lista de beneficios con impacto a corto, mediano y largo plazo. Quien desee sobresalir en el mercado competitivo, debe ser consciente de que invertir en el talento humano es el mayor capital de la organización.

Trabajadores:
• Influye en la satisfacción laboral
• Mejora el desempeño
• Promueve la motivación
• Reduce los niveles de estrés
• Mejora la comunicación entre pares y jefes
• Ofrece una estabilidad laboral
• Impacta en la autoestima
• Estimula la creatividad
• Contribuye en la autorrealización
• Mejora las relaciones personales (familia, amigos, compañeros)
• Fomenta la cultura del autocuidado en el SG-SST

Empresa:
• Contribuye en el estado financiero
• Incrementa la productividad
• Contribuye en la reducción de los costos operativos
• Atrae y retiene a trabajadores con habilidades específicas
• Gana la lealtad de los trabajadores con la empresa. Se refuerza el sentido de pertenencia hacia la organización
• Reduce el absentismo
• Fortalece la reputación de la empresa, siendo más atractiva en el mercado, y en sus diferentes públicos (personal, proveedores, clientes, aliados, etc.)

Visto 1495 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales