Blog

Conexión con la naturaleza: diseño biofílico en el lugar de trabajo
Conexión con la naturaleza: diseño biofílico en el lugar de trabajo Designed by jcomp / Freepik

Conexión con la naturaleza: Diseño Biofílico en el lugar de trabajo

Nov 14 2019

Estar conectados con la naturaleza es una necesidad que todos los seres humanos llevamos impresa en nuestros genes. Así lo demuestra Edward Osborne Wilson, el biólogo estadounidense especializado en la sociobiología, qué difundió el término biofilia en el año 1984 con la publicación de su libro “Biophillia”.

En su investigación, plantea la importancia de mantener una conexión con la naturaleza para favorecer el desarrollo psicológico del ser humano. Esta atracción se traduce como lógica, al afirmar que genéticamente las personas llevan ese amor por la naturaleza, debido a que toda la evolución se desarrolló en el entorno del medio ambiente, generando una relación estrecha y afectiva por los seres vivos. De ahí, la necesidad del ser humano de relacionarse con los demás y con todo lo viviente.

Con el desarrollo industrial y la permanente urbanización, esa conexión entre el ser humano y la naturaleza se ha fragmentado a lo largo de las décadas, impactando insistentemente en las relaciones sociales y en todas las esferas de la sociedad. Un claro ejemplo, es lo que ocurre en las empresas, donde las personas pasan la mayor parte de su tiempo. Los ambientes de trabajo, en su mayoría fríos, tradicionales y poco saludables, inciden en la salud física y mental de los trabajadores. El ritmo acelerado que exige el trabajo, junto con el ajetreo del día a día, desencadena una serie de patologías y enfermedades como el estrés, los problemas cardiovasculares, problemas gastrointestinales, depresión, etc.

Diversos estudios en el campo laboral, han demostrado que el entorno de trabajo tiene una profunda incidencia en el rendimiento laboral y el nivel de compromiso de los trabajadores con la empresa. El Informe global de Steelcase, adelantado en 17 países, con 12.480 participantes, señala cómo el espacio de trabajo afecta el compromiso que los trabajadores tienen con la organización, solo un 13% de los encuestados presentan un alto grado de compromiso, y son aquellos que presentan un alto grado de satisfacción con su espacio de trabajo.

La información recolectada en el informe, concluye entre otras cosas, que “el entorno de trabajo puede aumentar o minar los esfuerzos para mejorar en gran medida el grado de compromiso de los trabajadores”. Por eso, la necesidad de diseñar espacios agradables que fomenten la interacción de los trabajadores y estimulen la creatividad.

El anhelo por regresar a esa unión con la naturaleza y sentir una experiencia de tranquilidad y paz interior, al tiempo que se lidia con el impacto que ha tenido la urbanización en las ciudades, ha hecho que las distintas disciplinas en el campo de la arquitectura, planteen propuestas como el Diseño Biofílico.

Esta corriente posibilita a las personas la conexión con el medio ambiente y con todo aquello que le resulte placentero y natural. Está comprobado que esta estimulación emocional baja los niveles de estrés y mejora el estado de ánimo, y también aumenta los niveles de productividad. Actualmente, todos estos modelos ambientales y sostenibles ofrecen cada vez más espacios naturales como parques, lagos e introducción de elementos naturales en las edificaciones, para generar un espacio de bienestar que permita recuperar la salud mental y ofrecer experiencias emocionales positivas, que contribuyan a desligarse del agite de las ciudades y el mundo moderno.

Para el caso de los espacios de trabajo en las empresas, la arquitectura hace uso del diseño biofílico y de otros principios ecológicos y enfoques científicos, para adecuar los espacios laborales a través del diseño de entornos que evoquen la naturaleza, ya sea por medio del uso de elementos de la naturaleza o de elementos artificiales, así como la introducción del color y las texturas. El fin es acercar la naturaleza al ambiente de trabajo.

Aunque suena sencillo, no solo se trata de agregar algunas plantas en las oficinas, sino de generar espacios donde los trabajadores desarrollen esa conexión con la naturaleza por medio del entendimiento, la comprensión y la necesidad de preservar el medio ambiente como el lugar donde el ser humano ha podido evolucionar y desarrollarse como un ser social y natural. Lo que se busca es generar un estado de conciencia, donde cuidar la naturaleza significa también cuidar la salud del ser humano.

De acuerdo con el Informe: El Impacto Mundial del Diseño Biofílico en el lugar de trabajo, el objetivo de esta corriente es “crear edificaciones inspiradas en la naturaleza con el propósito de darle continuidad a la conexión del individuo con la naturaleza en los ambientes donde vivimos y trabajamos todos los días”. El imitar los ambientes naturales tiene un gran impacto en aspectos como el bienestar, la productividad y creatividad de los trabajadores. La investigación comprueba que el trabajar en ambientes que ofrezcan elementos naturales incrementan los niveles de bienestar y creatividad en un 15%, aumentando la productividad a un 6%.

El arquitecto británico Oliver Heath, impulsor de esta corriente de la arquitectura, asegura que el diseño biofílico crea espacios que ayudan a los trabajadores a desempeñarse en un ambiente propicio que le permita lograr el bienestar a través de elementos naturales que recreen esa conexión por lo natural.

Esta corriente contempla 3 principios básicos que pueden ayudar a definir la importancia de incorporar este tipo de iniciativas en las organizaciones:

1. Incorporar elementos de la naturaleza: Diseñar en contacto directo con la naturaleza. Introducir elementos como plantas, jardines verticales, sonidos como el agua o de ondas que evoquen la naturaleza, olores naturales, ventanales que permitan ver montañas, cascadas y la presencia del aire fresco, entre otros.
2. Emplear análogos de la naturaleza: utilizar elementos naturales o referencias que puedan recrear las formas naturales como los colores, maderas, piedras, etc.
3. Crear espacios naturales: crear espacios que inviten a ir a trabajar, estimulen la creatividad, motiven a pensar o espacios que permitan vivir una experiencia de relajación. Imitar las características de los espacios naturales.

Pero, ¿cuáles son los beneficios del diseño biofílico en el lugar de trabajo?

Con la investigación adelanta por Interface en colaboración con el psicólogo y profesor Sir Cary Cooper, experto en bienestar y estrés en el trabajo, se ha demostrado entre otras cosas, que el diseño biofílico:

• Reduce el estrés
• Aumenta la productividad
• Estimula la creatividad
• Aporta al bienestar integral de los trabajadores
• Mejora la concentración y la capacidad cognitiva
• Influye en el compromiso de los trabajadores con la empresa
• Atraen y retienen el talento humano
• Otorga una sensación de felicidad
• Mejora las relaciones en el trabajo
• Impacta en la reducción del absentismo y presentismo

Aunque algunas multinacionales y centros de Coworking han decidido incursionar en esta tendencia, para ofrecerles a sus trabajadores unas condiciones saludables en sus entornos de trabajo, aún falta mayor sensibilización por parte de las organizaciones para que decidan incursionar en este tipo de estrategias. Es necesario que las empresas adapten sus pensamientos a las nuevas dinámicas laborales y adopten un papel de liderazgo en el bienestar físico y emocional de sus trabajadores.

Visto 1475 veces
Valora este artículo
(3 votos)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales