Blog

Cuando se fomentan ambientes de trabajo saludables, se logran beneficios importantes en la salud física y mental de los trabajadores, permitiéndoles gestionar de mejor manera sus labores, al tiempo que genera un impacto positivo en la productividad de toda la empresa.

El 2022, en materia laboral, estará marcado por los esfuerzos de las organizaciones de seguir adaptándose a los cambios generados por la pandemia de la COVID-19. Será necesario desafiar los retos que imponen las tendencias laborales, rediseñando los planes de negocio de las organizaciones, así como la necesidad de reclutar profesionales con competencias enfocadas en lo digital y con habilidades blandas, como la inteligencia emocional.

Muchas veces las medidas preventivas que se implementan en las empresas pueden no ser siempre efectivas, debido a que cada uno de los trabajadores perciben el riesgo de manera distinta, y por lo tanto, entre otras causas, aumenta la posibilidad de que ocurran los accidentes en el trabajo.

Implementar el descanso durante y después de la jornada laboral, garantiza una recuperación oportuna tanto de manera físiológica como psicológica, impactando de manera positiva en el desempeño de los trabajadores. Además de reducir y prevenir la fatiga y el estrés, los procesos mentales como la creatividad y la resolución de problemas, mejoran de manera notoria.

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales