Blog

Para hace frente a los efectos de la pandemia, las empresas deberán desarrollar su capacidad de resiliencia como una manera de orientarse a acciones específicas y estrategias dinámicas, que les permiita gestionar los cambios de manera más efectiva y con menos consecuencias negativas en sus procesos operativos y organizacionales.

Gestionar la edad en la empresas implica determinar que necesidades tienen los trabajadores en proceso de envejecimiento, cómo adaptar el puesto de trabajo a sus características y capacidades, y qué medidas se deben adoptar para garantizar un trabajo satisfactorio, que no se vea afectado por la disminución de la capacidades funcionales y de su entorno.

Los centros de belleza, se constituyen como un sector con alto grado de requerimientos físicos y psicosociales, por lo que es necesario recurrir a acciones que favorezcan el bienestar integral de los trabajadores, quienes se ven expuestos de manera recurrente a riesgos de tipo físico, biológico y químico. Es deber de los empleadores ofrecer las medidas oportunas para este tipo de oficio, como las que se contemplan dentro del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo, así como aquellas que se fundamentan en los principios de la bioseguridad.

La ergonomía es la diciplina que contribuye en la conformación de espacios de trabajo seguros y eficientes, en los que se prioriza la adecuación de las herramientas, equipos y entorno a las necesidades, capacidades y limitaciones de los trabajadores. Los principios de la ergonomía están encaminados a mejorar la calidad de vida laboral, el desempeño y la productividad.

Gestionar la seguridad y salud de los trabajadores debe constituirse como un objetivo estratégico, que le permita a la alta gerencia desarrollar una cultura de prevención basada en el diáologo permanente entre los directivos y el personal a su cargo. Liderar desde el ejemplo, la motivación y el compromiso, son recursos que potencian las bondades del SG-SST así como el impacto de los efectos positivos en el rendimiento de las organizaciones.

Generar una Cultura de la Seguridad en las empresas, es un reto que se hace necesario para potenciar las bondades de las políticas en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo. Fomentar la participación, el sentido de pertencia, los valores y el compromiso con la seguridad laboral, deben constituirse como aspectos importantes de la cultura organizacional. Si las organizaciones cuentan con una cultura sólida, podrán reflejar en los trabajadores una actitud de autocuidado y respeto por su salud.

Muchas veces la excesiva carga de trabajo junto con unas malas condiciones laborales, pueden convertirse en los principales factores que conlleven a la conocida enfermedad del burnout o del síndrome del desgaste profesional. Es importante estar alerta ante las señales que pueden presentar los trabajadores en su entorno laboral, con el fin de prevenir y tomar acciones pertinentes para tratar este trastorno emocional. 

Fomentar el liderazgo en los trabajadores es una iniciativa de gran impacto en las organizaciones, al potenciar los procesos administrativos y operativos. Su participación en diferentes espacios de la empresa, contribuye en la motivación y desempeño laboral, al sentir que se valora su opinión, así como su desarrollo profesional y personal.

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales