Para hace frente a los efectos de la pandemia, las empresas deberán desarrollar su capacidad de resiliencia como una manera de orientarse a acciones específicas y estrategias dinámicas, que les permiita gestionar los cambios de manera más efectiva y con menos consecuencias negativas en sus procesos operativos y organizacionales.

En una época de desarrollo tecnológico, social y económico que exige adaptar las demandas y ofertas laborales y las capacidades del talento humano, áun existen organizaciones que siguen funcionando bajo esquemas tradicionales de mando jerárquico. Para que la cultura de trabajo se fortalezca y con ella la empresa, es vital replantear los modelos de gestión enfocados en las personas y en la conformación de ambientes de trabajo que promuevan el bienestar integral de los trabajadores.

Aunque la ansiedad se considera como un estado de alerta normal o como el motor que impulsa al individuo a reaccionar frente a una situación específica o de peligro, cuando estos espisodios de ansiedad se vuelven intensos o repetitivos pueden afectar no solo la salud mental de la persona, sino que dependiendo de la prevalencia de los síntomas, puede convertirse en un estado patológico que llega a incidir negativamente en la vida de las personas y en sus entornos, como el laboral.

El ser humano siempre ha tenido una atracción innata por la naturaleza. Pero con el desarrollo del urbanismo y la tecnología, especialmente en las grandes ciudades, esa conexión con la naturaleza se ha debilitado con el paso del tiempo, obligando a las distintas disciplinas buscar nuevas metodologías que permitan reconectar esa relación con el medio ambiente. Diversos estudios en el ámbito laboral, han demostrado que incluir elementos de la naturaleza en las oficinas puede ayudar a potenciar el rendimiento y el bienestar de los trabajadores. Uno de ellos es la incursión del diseño biofílico en las empresas.

Con el auge de nuevas prácticas para mejorar las condiciones laborales, en busca de un trabajo íntegro que le ofrezca a los trabajadores ese equilibrio entre su vida personal y los retos a nivel profesional; las empresas cada vez son más conscientes de que ofrecer una calidad de vida laboral es una de las mejores estrategias para compartir beneficios con sus colaboradores.

No existe una regla general o una fórmula mágica que convierta a una empresa de la noche a la mañana, en productiva. Lo que sí es seguro, es que hay métodos, estrategias y buenas prácticas laborales, que permiten aprovechar al máximo el potencial de los colaboradores, y contribuir en su desempeño.

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales