En Colombia, la enfermedad general continúa siendo la principal causa del ausentismo laboral, según el cuarto informe de la ANDI al seguimiento de la VI Encuesta de Ausentismo Laboral e Incapacidades 2019. Los impactos de este fenómeno en las empresas influyen especialmente en el aspecto financiero, en el ambiente laboral y en la competitividad.

Los estados emocionales forman parte de la vida del ser humano. Su capacidad de influir en distintas áreas de la vida es alta, y dependiendo del manejo que se le de a las emociones, puede resultar positivo o negativo, especialmente cuando se trata de productividad laboral.

Son inevitables los conflcitos laborales en cualquier tipo de organización, puesto que en el día día del ambiente laboral conviven personas con pensamientos propios, con valores y objetivos personales, que en algún momento de las interacciones laborales pueden llegar a colisionar. Por lo tanto, es fundamental gestionar adecuadamente estos conflictos, antes que sus efectos causen daño en la salud de los trabajadores.

Gestionar de manera adecuada las reponsabilidades laborales y las tareas domésticas o personales al tiempo, es uno de los mayores retos a los que se enfretan los trabajadores. No encontrar una conciliación entre ambos aspectos puede afectar su salud física y mental, desmejorando su calidad de vida y obstaculizando la posibilidad de su desarrollo humano y social, desde un trabajo digno.

La autonomía en el trabajo está relacionada con la libertad que tiene el trabajador para controlar y planificar ciertos aspectos de su actividad laboral como la flexibilidad para utilizar metodologías que se adecuen a su perfil profesional. Cederle la posibilidad de autogestión en su puesto de trabajo, además de impactar en productividad de la empresa, contribuye en su desarrollo personal y laboral, y en la proyeción de su futuro.

Un ambiente de trabajo adecuado, impactarán de manera considerable en la salud de los trabajadores, al brindarle una estado de bienestar que le permitirá mantener un equilibrio entre su vida personal y laboral; por otro lado, el estado de salud de los trabajadores condicionará su capacidad para llevar a cabo su desempeño en el puesto de trabajo, al tiempo que impactará en su entorno laboral y en la relación con sus compañeros de trabajo. De ahí la importancia del autocuidado en el trabajo.

El comportamiento multitarea ha sido por muchos años una cualidad bien vista en aquellas personas que se dedican a realizar varias tareas a la vez, como sinónimo de productividad y eficiencia. Sin embargo, investigaciones neurocientíficas demuestran que esta habilidad no es posible, ya que el cerebro no es capaz de realizar más de una actividad a la vez en total concentración, cuando se requiere del proceso cognitivo.

El trabajo en casa, como medida adoptada por muchas empresas durante la cuarentena obligatoria, abre nuevamente el debate sobre el derecho a la desconexión digital, una vez terminada la jornada ordinaria de trabajo. Este derecho al descanso, protege la salud física y mental y garantiza el respeto por la esfera privada de los trabajadores.

Para impulsar la transformación de las organizaciones en la era digital, es oportuno implementar programas formativos como el reskilling o el recilaje profesional, que les permita a los trabajadores adquirir las habilidades y competencias requeridas para afrontar los retos tecnológicos en el mercado laboral.

Para hace frente a los efectos de la pandemia, las empresas deberán desarrollar su capacidad de resiliencia como una manera de orientarse a acciones específicas y estrategias dinámicas, que les permiita gestionar los cambios de manera más efectiva y con menos consecuencias negativas en sus procesos operativos y organizacionales.

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales