Blog

CÓMO CUIDAR SALUD MENTAL EN PERIODO DE AISLAMIENTO
CÓMO CUIDAR SALUD MENTAL EN PERIODO DE AISLAMIENTO

Cómo cuidar la salud mental en periodo de aislamiento preventivo por COVID-19 Destacado

Mar 25 2020

 Lo más difícil de afrontar una situación nueva que rompe con los esquemas rutinarios, es precisamente adaptarse a esa situación, sobre todo, porque suele llegar acompañada de miedo e incertidumbre. Saber cómo acomodarse a estas circunstancias, requiere de consciencia sobre el evento en sí y de una fuerza de voluntad absoluta que permita adoptar ciertos comportamientos para tratar de adecuarse a esos cambios, sabiendo de antemano, que estos impactarán en todos los aspectos de la vida.

Frente a la pandemia del COVID-19, muchos gobiernos han adoptado medidas drásticas para tratar de minimizar el número de contagios en todo el mundo. Una de ellas, y la que más se ha dificultado cumplir (especialmente en los países occidentales debido a las características culturales), ha sido el aislamiento preventivo. Tal vez, porque muchas personas se sienten preocupadas por las consecuencias que esta medida traerá para su situación económica y laboral, provocando una situación estresante, con efectos psicológicos y emocionales sobre su salud mental.

Asumir el aislamiento como parte de la responsabilidad colectiva ante situaciones críticas, resulta para muchos una situación tensionante y quizás demasiado radical. Pero, recurrir a las benevolencias del espíritu humanitario, será sin duda, más que un sacrificio, un gesto de cooperación con los demás y con nosotros mismos.

Precisamente, para minimizar los efectos que el periodo de cuarentena puede dejar en la salud mental, así como las consecuencias de recibir a diario una cantidad excesiva de información sobre el Coronavirus, mucha de ella falsa y mal intencionada; los especialistas en el campo de la psicología afirman que lo más indicado en este momento es aceptar la situación a consciencia, lejos de reproches y autocompasión, pero sí reflexionando sobre lo que está sucediendo y sobre los efectos positivos que pueden dejar en cada persona.

Aunque las consecuencias de estar aislado en casa pueden aparecer en el transcurso de los días, lo más sano es afrontarlas y expresar cada emoción o estado de ánimo en el momento en que se experimentan, para evitar reprimir los sentimientos, que luego puedan pasar factura o desencadenar en estados profundos de depresión.

¿Cómo afrontar el aislamiento preventivo?

El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, publicó la guía Orientaciones para la gestión psicológica de la cuarentena por el coronavirus, con unas pautas oportunas para poner en práctica y afrontar de la mejor manera este periodo de aislamiento.

  • Aceptación: comprender la realidad, entender lo que está pasando, ayudará a asumir las propias emociones y las de los demás.
  • Hacer lo correcto: ser responsables y honestos, sabiendo que cumplir con la medida de aislamiento, beneficia a todos en casa.
  • Planificar: es necesario modificar rutinas. Plantear actividades que se podrán hacer en un horario determinado como las relacionadas con el teletrabajo, las de ocio y de descanso, las destinadas a compartir en familia y aquellas específicas como salir a mercar (las menos veces posibles). También es fundamental, respetar espacios y tiempos, para evitar conflictos o discusiones que pueden generarse por la misma situación de estar aislados.
  • Informarse adecuadamente: acudir a fuentes confiables y oficiales, en un tiempo determinado para no sobrecargar la mente de información que pueda ser perjudicial para la salud emocional. Evitar compartir información no confirmada como las cadenas en WhatsApp.
  • Mantener el contacto: con familiares, compañeros de trabajo y amigos. Usar las herramientas tecnológicas es una gran ayuda, permitirá mantener una conversación permanente con los demás y ayudará a alivianar los estados emocionales que se experimenten durante la cuarentena.
  • Vivir el momento: si el periodo de aislamiento lo vives solo o con la familia, es una buena ocasión para realizar actividades que usualmente no se realizan por la falta de tiempo en un día normal. Ser conscientes del presente, es una buena forma de reflexionar sobre los comportamientos que se asumen día a día y de cuáles deben replantearse luego de salir de la cuarentena.
  • Usar la creatividad: ejercitar la mente es una buena medida para estimular la memoria y retrasar el deterioro cognitivo, además de minimizar el estrés, mejorar el estado de ánimo y afianzar las relaciones con los demás. Realizar actividades desde un enfoque creativo ayuda a bajar los niveles de tensión durante el aislamiento preventivo.
  • Ejercitarse en casa: además de contribuir con la salud física y mental, realizar actividad física ayudará a mejorar el estado de ánimo y preparar al cuerpo para comenzar un nuevo día. Existen aplicaciones o tutoriales en internet que ayudarán con este propósito, reflejándose en la reducción de los síntomas de depresión y ansiedad.
  • Cuidar la salud de todos: revisar el estado de salud, especialmente de niños y adultos mayores, es una buena medida para poner en práctica las recomendaciones de los expertos. Es necesario recibir la luz solar a diario, al menos 20 minutos en horas no perjudiciales de los rayos solares, alimentarse sanamente y dormir las horas adecuadas.
  • Cuidar el estado de ánimo: en un estado de tensión como lo es el periodo de aislamiento, es necesario ser prudentes a la hora de expresar las emociones y pensamientos, especialmente con los niños. Manejar las emociones adecuadamente evitará la angustia y ansiedad en los demás.
  • Acudir a la ayuda profesional: hoy muchos profesionales han ofrecido su ayuda a través de plataformas digitales. Es una buena manera de recibir apoyo psicológico cuando sienta ansiedad, irritabilidad o tristeza prolongada.
Visto 211 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales