Blog

Cultura del trabajo en el futuro
Cultura del trabajo en el futuro http://www.freepik.com">Designed by pressfoto / Freepik

La cultura del trabajo en los próximos años

Feb 14 2020

Ante las constantes evoluciones en el mundo laboral, condicionado en gran medida por los avances sociales, económicos y tecnológicos, las empresas se han visto en la necesidad de incursionar en nuevos modelos de gestión o combinar los existentes con las exigencias del mercado, al tiempo que deben idear metodologías y estrategias que permitan atraer y retener el talento humano en su cultura de trabajo.

Esta fuerza laboral, que cada vez es más digital y se encamina a liderar procesos de sensibilización social y ambiental, ha cambiado el orden de sus prioridades, anteponiendo al factor financiero, la necesidad de encontrar la conciliación entre la vida personal y el trabajo. Los trabajadores de hoy se sienten más empoderados, libres y con la mirada puesta en trabajos que los apasionen y les suministren más que una carrera, experiencias profesionales enriquecedoras.

Por lo que el desafío de las empresas estará en reinventarse, en adaptar sus formas de gestionar el trabajo, de implantar nuevos modelos de carrera y recompensa, así como de desarrollar una conexión de confianza con sus empleados, que les permita ser autónomos en sus puestos de trabajo, y, que les permita generar ese sentido de pertenencia hacia la organización, como factor contribuyente en la productividad y en la cultura de trabajo.

Según el estudio “Tendencias globales de capital humano 2018” realizado por Deloitte, las empresas se evalúan “sobre la base de sus relaciones con sus trabajadores, sus clientes y sus comunidades, así como su impacto en la sociedad”. Lo que significa, que en la actualidad y en los próximos años, las organizaciones basarán sus modelos de negocios en el concepto de empresa social, fundamentada en una red de trabajo colaborativo tanto a nivel interno como externo.

Cambios en la cultura organizacional:

En la era digital, el trabajo en red y una comunicación basada en el diálogo, son los dos denominadores que están liderando en la mayoría de las grandes multinacionales y en todas las empresas que han decidido incursionar en enfoques que le apuesten a crear entornos de trabajo que promuevan el bienestar de los trabajadores en un nivel holístico, que resulte beneficiando tanto a la empresa, los empleados y la sociedad en general.

De acuerdo con Peter Thomson, un empresario experto en temas del mundo cambiante del trabajo; la satisfacción en el trabajo, el trabajo inteligente y flexible y el equilibrio entre vida personal y laboral, son otros de los factores que están impulsando el cambio en las prácticas de gestión de las empresas.

Gracias a la tecnología, se ha facilitado el trabajo en equipo y ha permitido la incursión en herramientas de comunicación que supera las brechas de espacio y tiempo para desarrollar metodologías de intercambio de información, formas de trabajo y generación de ideas. Sin olvidar que lo digital, no debe excluir la necesidad de volver a crear las conexiones humanas en la cultura de trabajo.

Frente a todo esto proceso evolutivo en el campo empresarial, la cultura de las organizaciones no es ajena (y tampoco debe serlo) a estos cambios, pues conforme su entorno externo cambia también lo hace el interno, al verse permeada por factores como la inteligencia artificial, el Big data, la inclusión de género, la diversificación del talento humano, la realidad virtual, trabajo compartido con bots, etc.

De acuerdo con varios estudios enfocados a identificar cuáles serán los cambios en la cultura laboral, estas son algunas de las tendencias que predominarán en el mundo del trabajo:

1. Gestión de la salud mental de los trabajadores: las empresas concentrarán sus esfuerzos en realmente hacer funcionar las políticas en seguridad y salud laboral, con el fin de evitar los riesgos psicosociales derivados del acoso laboral, la sobrecarga laboral, la comunicación deficiente, etc.; y como medida para brindar un ambiente de trabajo saludable que contribuya con la productividad.

2. Conformación de equipos diversos e inclusivos: la creación de equipos de trabajo multifuncionales que generen nuevas formas de trabajar ágiles y colaborativas, que mejoren el rendimiento. Lo que implica la inclusión de fuerzas de trabajo diversas, que ya no se verán limitadas por aspectos demográficos. La tecnología facilitará la comunicación y el trabajo desde cualquier hora y lugar.

3. Habilidades digitales: con la constante evolución tecnológica, los trabajadores deberán ampliar su perfil profesional que les permita desarrollar habilidades digitales que les ayude a gestionar las nuevas tecnologías y su incursión en el trabajo.

4. Debilidad en las habilidades comunicativas: las habilidades en comunicación escasean en el mundo laboral, a pesar que son importantes en todos los ámbitos. Las nuevas plataformas para comunicarse, exigirán cultivar destrezas comunicativas que permitan gestionar de manera efectiva las formas de interactuar (como la realidad virtual).

5. Las habilidades “blandas” serán más valoradas: aunque las habilidades técnicas seguirán siendo importantes, la capacidad de concentrarse y la adaptación al cambio serán competencias que los empleadores valorarán, al considerarlas como habilidades que permitirá a los trabajadores ser más productivos y con mayor sentido de pertenencia.

6. Oficinas inteligentes: con el avance de los aparatos tecnológicos “inteligentes” que permiten controlar las condiciones ambientales de las oficinas como la iluminación, la temperatura, etc.; las oficinas con espacios abiertos verán la necesidad de rediseñar los lugares de trabajo que incluyan espacios cerrados y privados que faciliten la concentración y optimicen la capacidad de rendimiento de los trabajadores.

Aunque los cambios ya se están viendo en las actuales culturas de trabajo, la deliberación de las organizaciones está en si deben actualizarse o decaer en el mercado laboral, ante la negativa de adaptarse a las nuevas formas de trabajo y las exigencias de una fuerza laboral que está cada vez más conectada con la necesidad de encontrar un trabajo que aporte a la construcción de la sociedad y le ofrezca beneficios de bienestar y salud, equidad, flexibilidad y aprendizaje, entre otros.

Visto 283 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales