Blog

El valor de la comunicación en las empresas
El valor de la comunicación en las empresas http://www.freepik.com">Designed by yanalya / Freepik

El valor de la comunicación en las empresas

Ene 14 2020

No cabe duda, que la innovación tecnológica ha transformado nuestra manera de comunicarnos y de relacionarnos tanto a nivel personal como en entornos más complejos como el empresarial y social. Su impacto ha obligado a evolucionar de manera casi simultánea en todos los aspectos de nuestras vidas, empezando por los procesos comunicativos.

Solo imagínese, hemos pasado de la comunicación primitiva, pasando por las pinturas rupestres, los jeroglíficos, las señales de humo hasta llegar a la comunicación actual: las redes sociales. Aunque el proceso comunicativo ha sido el mismo en su esencia, han sido los medios y el entorno los que han obligado a este proceso tan vital, a evolucionar.

En el campo empresarial, es la comunicación organizacional la encargada de gestionar todos los procesos comunicativos tanto a nivel interno como externo. Si bien es cierto, por muchos años la comunicación se limitó como un simple proceso de informar o transmitir órdenes a los trabajadores, en una estructura organizacional tradicionalista (aunque todavía existen empresas que funcionan bajo este modelo); con los estudios e investigaciones en este campo, la comunicación ha ido fortaleciendo su papel como unificadora no solo de los procesos administrativos y de los objetivos estratégicos organizacionales, sino también de las relaciones interpersonales, logrando visibilizar los diferentes pensamientos y culturas que convergen en una misma organización.

Aunque no todas las empresas cuentan con un área de comunicaciones formalmente constituida, consciente o inconscientemente, todas las empresas (pequeñas, medianas o grandes) desarrollan sus propios procesos comunicativos tanto a nivel interno como externo. Puede pasar que un emprendimiento pequeño no cuente con el recurso económico suficiente para contratar profesionales en esta área, pero su líder sabe la importancia de mantener una comunicación fluida, transparente y constante con sus colaboradores, para motivarlos e influir en el desempeño, que, a su vez, incidirá en la rentabilidad del negocio.

Pero también puede suceder que una empresa que cuenta con un modelo de negocio estructurado y unos procesos operativos bien definidos, no dimensione la importancia de comunicarse con sus trabajadores y de gestionar su marca ante los clientes y su entorno, porque le interesa más producir que mantener una relación colaborativa con sus empleados.

¿Cuál de las dos empresas tiene más posibilidades de mantenerse en el mercado?

Si bien la respuesta parece ser obvia, la verdad es que la gestión de la comunicación corporativa debe ser permanente y siempre dispuesta a evolucionar conforme el mercado cambia, la tecnología avanza y las necesidades y comportamientos del consumidor se modifican. El reto está en implantar modelos de comunicación multidireccionales donde todos puedan participar, compartir información, generar conocimiento y tener la posibilidad de relacionarse entre sí para potenciar el talento humano.

El poder de la comunicación empresarial:

Comunicar no solo es dar información, es dialogar, es propiciar un ambiente adecuado para permitir la interacción con el otro y transmitir emociones, sentimientos, posturas y permitir la retroalimentación. Si esta definición tan simple pero compleja como proceso, es vital en el diario vivir, imagínese lo importante que resulta ser en el contexto empresarial, en su cultura corporativa, en su ADN.

La comunicación organizacional debe atravesar todos los procesos corporativos y estar alineada con la planeación estratégica de la empresa. Lograr que la gestión de la comunicación abarque el trabajo colaborativo de todas las áreas de una empresa, más que un objetivo debe constituirse como la esencia misma del quehacer de la organización.

Estas son algunas de las contribuciones de la gestión de la comunicación:

• Promueve el sentido de pertenencia y el compromiso.
• Promueve la cultura y la fortalece.
• Genera conocimiento.
• Optimiza los procesos internos.
• Humaniza las empresas al centrarse en la importancia de la gestión de las personas.
• Mejora el ambiente laboral
• Contribuye en el fortalecimiento del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.
• Contribuye en la promoción de una cultura de la prevención de riesgos laborales

Y, ¿qué objetivos debe contemplar la comunicación en la empresa?

• Informar y promover: los valores, misión, visión, estrategias, objetivos, etc.
• Facilitar la comunicación para todos: propiciar el diálogo y la retroalimentación en todos los niveles jerárquicos.
• Visibilizar: tanto los logros de la empresa como los cambios y las acciones a tomar ante los momentos de crisis corporativa.
• Establecer medios y canales de comunicación acordes con el tipo de organización.
• Innovar en estrategias y herramientas de comunicación acordes con la transformación tecnológica.
• Visibilizar y promover los diferentes programas de la organización.
• Evaluar y revisar constantemente el plan de comunicaciones.

El futuro de la comunicación en las empresas:

Es con el liderazgo de los directivos de la empresa, que la comunicación puede ser eficaz o no. Si desde los diferentes mandos se toma en serio los procesos comunicativos internos y su rol en la consecución de los objetivos y metas organizacionales, entonces la comunicación podrá contribuir en la conformación de equipos colaborativos y consolidará las relaciones con su entorno exterior (clientes, proveedores, medios de comunicación, gremios, etc.).

Por lo que el reto de la Comunicación Organizacional deberá centrarse en:

• Ser transparente, participativa, inmediata, sencilla, colaborativa, multidireccional.
• Adaptar el discurso corporativo a promover los valores de la empresa.
• Gestionar las relaciones con el exterior: posicionar la reputación y marca de la empresa.
• Atraer y retener el talento humano.
• Optimizar los canales de comunicación con las nuevas formas de comunicar.
• Aprovechar el auge de las redes sociales tanto para fomentar la participación interna como para entablar las relaciones con sus públicos externos desde las emociones.
• Implementar una comunicación basada en la responsabilidad social.

 

Visto 285 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales