Blog

Manipulación de alimentos en el hogar

Feb 09 2017

Si bien, el concepto “Manipulador de Alimentos”, está dirigido a aquellas personas que laboralmente tiene algún tipo de intervención en la cadena alimentaria, ya sea en la preparación, fabricación, transformación, envasado, almacenamiento, distribución, venta y/o servicio, antes de llegar al consumidor; su importancia se traslada, sin duda alguna, también a los hogares. Ver: Consejos prácticos para Manipuladores de Alimentos

La mayoría de las intoxicaciones alimentarias proviene de la ausencia de normas de higiene en los lugares donde se preparan los alimentos, así como también del inadecuado aseo de las personas que manipulan los alimentos. Por eso, preservar el cuidado de estos, es una responsabilidad de todas las personas que en algún momento llegan a manipularlos.

Estas son algunas recomendaciones que deben tenerse en cuenta, al manipular y preparar alimentos en nuestros hogares:

Higiene personal:

  • Lavar correctamente las manos hasta la parte del antebrazo y codos. Debe hacerse antes y después de manipular alimentos, y luego de realizar acciones como haber hecho uso del sanitario, rascarse, tocar mascotas, coger objetos, etc. Se debe utilizar jabón líquido y toallas de papel para el secado de las manos.
  • Llevar las uñas cortas y sin esmalte.
  • No portar accesorios como anillos, pulseras, relojes, etc. Ya que estos pueden portar suciedad.
  • Utilizar el cabello recogido, además de ropa limpia y adecuada para ingresar a la cocina como delantales.
  • Si hay heridas en las manos, es conveniente sanarlas y cubrirlas bien, con vendajes impermeables.
  • No probar la comida con los dedos, no fumar, ni comer mientras se preparan los alimentos. No estornudar sobre los alimentos.
  • Si se está enfermo, es mejor no cocinar para otros.

Higiene en la cocina:

  • Mantener en constante limpieza el lugar donde se preparan los alimentos como superficies de mármol, mesas, etc.
  • Limpiar utensilios de cocina como tablas de cortar, cuchillos, cucharas, etc., luego de cada uso.
  • Lavar con frecuencia los paños para cocina y cambiarlos constantemente, cuando sea necesario.
  • Limpiar la cocina diariamente, y evitar que las mascotas entren en ella.
  • Programar una adecuada fumigación contra plagas.
  • Los tarros para las basuras deben estar lejos de las áreas donde se manipulan los alimentos, además deben lavarse con frecuencia.

Lavado y cuidado de los alimentos:

  • Lavar frutas y verduras antes de ser consumidas o de ser cocinadas, con abundante agua y frotarlas con un cepillo para limpiar su piel. Secarlas con toallas de papel.
  • Cortar las carnes en tablas diferentes donde se cortan frutas y verduras.
  • No dejar la carne cruda al ambiente por mucho tiempo, ya que atrae animales como moscas, insectos, etc., produciendo contaminación.
  • No descongelar los alimentos al medio ambiente, puesto que esto permite el desarrollo de bacterias. Deben descongelarse en la nevera, en el refrigerador.
  • Evitar la contaminación cruzada.
  • Después de haber manipulado alimentos crudos, es necesario lavar utensilios y manos, para evitar la contaminación.

 

Como ven, no es necesario ser un experto en el tema de Buenas Prácticas de Manufactura; aún en actividades cotidianas como preparar las comidas en la casa, es preciso poner en práctica estos útiles consejos; ¡Así prepararemos la cena favorita de la familia y evitaremos intoxicaciones y enfermedades para los que más amamos!

Visto 6344 veces
Valora este artículo
(10 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)

Con el apoyo de:

  • 1

Redes Sociales